18 de febrero de 2010

Nos siguen pegando abajo.



El se desmayó, delante de , no fueron las pastillas fueron los hombres de gris.







1 comentario:

  1. Desde el piso los pude ver, locos de placer, alejandose.

    ResponderEliminar

Agítese antes de comentar.